Cómo iniciar una pequeña empresa familiar

Tienes una gran idea para usar tu tiempo libre que posiblemente podría ayudarte a dejar tus trabajos extras y permitirte pasar más tiempo en casa. Sin embargo, es posible que conozcas que a menudo es muy difícil administrar un negocio por tu cuenta y siempre necesitará trabajar con otras personas.

¿No sería genial trabajar con personas que ya conoces, amas y respetas? Bueno, ¿quién mejor para merecer tu confianza que tu propia familia? A continuación, compartimos algunas ideas sobre la mejor manera de iniciar tu propio negocio familiar exitoso.

Toma de decisiones

Lo primero que debe saber es que administrar una empresa requiere ejecución y toma de decisiones. Dependiendo de tus propias relaciones personales con tu esposo, esposa, primos o familia extendida, debes decidir quién estaría en mejor posición para tomar las decisiones.

Antes incluso de hablar con ellos sobre los roles, nuestro primer consejo es hacer una lista de las fortalezas y debilidades de los miembros de tu familia, incluidas sus personalidades. Quizás a tu tío le gusta hacer las cosas a su manera, o tu hija prefiere dar su opinión antes que tomar una decisión.

Asignar roles

Otro gran consejo que los gerentes de empresas familiares encuentran útil es asignar roles desde el principio. Ya sea que esté montando un restaurante familiar o incluso una lavandería, es dando la ‘última palabra’ en diferentes áreas, como suministros, higiene o publicidad, a los miembros más capaces de tu familia. Decisiones que crearán una gran dinámica familiar en la que las ideas pueden florecer.

Inversión inicial

En algunos casos, administrar pequeñas empresas con la ayuda de tu familia también puede ser una forma de aumentar la inversión inicial o el capital requerido. Siempre existe la opción de poner en común el dinero de los miembros de la familia o pedir prestado a bancos o empresas como Provident.

Dado que tu familia invierte en el negocio, lo mejor para ellos probablemente será la buena administración del negocio. Sin embargo, como se mencionó anteriormente, es bueno asegurarse de que los roles y términos estén claramente definidos para todos los involucrados a fin de minimizar los posibles malentendidos y tensiones dentro de la familia más adelante.

Cómo trabajar con tu familia

Establezca reglas básicas entre tú y tus seres queridos. Asegúrate de que antes de invertir en tu negocio, todos entiendan en qué se están metiendo.  Si todos intentan pensar en el bien del negocio y de los clientes desde el principio, creará un gran ambiente dinámico y de trabajo para ti y tu familia.

Trata de planificar una vez a la semana para un momento en el que toda la familia pueda reunirse y relajarse, tal vez en un parque, en el centro comercial o en la playa. Pasar un buen rato junto creará una dinámica saludable en tu familia y ayudará a aliviar las tensiones que puedan haber surgido durante la semana.

Dinero

Muchas empresas familiares exitosas reconocen que la clave es separar el dinero del negocio. Esto se puede hacer contratando a un contador o asegurándote de que un miembro de la familia tenga la “última palabra” en asuntos financieros. Esto es muy importante para construir una empresa familiar exitosa porque establece una jerarquía y límites.