consejos-comprar-casa

Consejos antes de una compra inmobiliaria

¿Deberías comprar un inmueble nuevo o viejo? ¿Es mejor negociar directamente con el propietario o acudir a un profesional? ¿Cómo aprovechar las múltiples posibilidades de Internet? Una inversión inmobiliaria debe prepararse cuidadosamente.

Encuentra todos nuestros consejos para preparar la compra o construcción de tu casa con confianza y tomar las mejores decisiones financieras.

¿Por qué quieres convertirte en propietario?

El interés de convertirte en propietario de una residencia principal no consiste únicamente en la satisfacción de vivir entre muros. Los bienes raíces también son una inversión. Una vez que el préstamo de tu casa o apartamento se haya reembolsado por completo, los costos de la vivienda se reducirán significativamente. Y, si es necesario, puedes revender tu casa y reinvertir los fondos a tu conveniencia.

Una hipoteca va acompañada sistemáticamente de un seguro de muerte e invalidez. En caso de un duro golpe, este seguro te reembolsará la hipoteca.

Además, el dinero invertido en la devolución de tu hipoteca no se habrá gastado en vano. Una vez que tu préstamo esté totalmente pagado, podrás tener un capital que en principio, tendrá y seguirá aumentando de valor con el tiempo. Especialmente si tu alojamiento está bien ubicado, es de buena calidad y se ha mantenido adecuadamente. Esto también se aplica a una inversión de alquiler.

Otra opción que no debes pasar por alto: la totalidad o parte de tus activos inmobiliarios pueden, si lo desea, ser transmitidos durante tu vida mediante donación a tus hijos, a un costo impositivo menor.

Las ventajas de comprar inmuebles nuevos o antiguos:

Conoce a continuación algunas características comunes que tienen las propiedades nuevas y antiguas.

Ventajas de una propiedad antigua

  • El encanto de lo antiguo como piedras antiguas, estructuras, existencia de una chimenea, etc.
  • De un 10 a un 15% menos costoso: El antiguo suele ser más económico que el nuevo.
  • Mayor superficie: para el mismo número de habitaciones que en la nueva, la antigua ofrece más metros cuadrados.
  • Buena ubicación: las viviendas antiguas se encuentran generalmente en el centro de la ciudad.

Ventajas de una nueva propiedad

  • Vivienda “llave en mano”: se evitan los trabajos de reforma que suelen ser inherentes a la compra de un inmueble antiguo.
  • Aislamiento térmico y acústico según normativa vigente.
  • Más comodidades: balcón, estacionamiento privado, sótano, garaje para bicicletas, terraza, jardín.

¿Cómo determinar el precio correcto de la propiedad inmobiliaria?

Para clasificar las ofertas es imprescindible realizar una encuesta inmobiliaria. Utiliza Internet, para obtener un precio por metro cuadrado para un sector o un distrito, según el tipo de propiedad que esté buscando.

Por ejemplo, si está buscando un apartamento de 3 habitaciones, solo orienta los anuncios para dichas propiedades. Sin embargo, este método solo te informará sobre los precios de lista establecidos por los vendedores, que pueden ser más altos que los precios de venta reales.

Además, te conviene darte una vuelta y comparar a los agentes inmobiliarios locales. Con mucho gusto te informarán, sobre los precios cobrados según la propiedad buscada, porque tú eres potencialmente un futuro cliente.

Las cifras de notarios publicadas en la prensa también son un excelente indicador del mercado inmobiliario. Dan el precio medio por metro cuadrado establecido en función de las ventas realizadas.

Para comprar una propiedad te recomendamos estudiar un poco más en un curso tasación inmobiliaria. Donde aprenderás la valoración de propiedades como todo un profesional.