Conozca los tipos de lesiones accidente tráfico Málaga

Tan imprevisible como es un accidente vial, lo son también las lesiones accidente tráfico Málaga que los involucrados pueden sufrir. En este sentido, de un mismo hecho podría resultar que algún involucrado resulte ileso o con lesiones leves y otro haya sufrido daños físicos graves.

Conocer cada lesión posible tal vez sea una tarea muy complicada, pero se puede partir de una clasificación que facilitará el entendimiento de las normas legales aplicadas en estos casos.

Desde la perspectiva legal, las lesiones son valoradas según su situación a los efectos del sistema de puntos que se utiliza para determinar las indemnizaciones. Pero para el mismo fin, también se clasifican las lesiones según su gravedad.

Esto se hace con la finalidad de poder ofrecer una indemnización completa a la persona, en la que se tengan en cuenta factores como los días de baja, porque de lo contrario esto significaría un perjuicio patrimonial para la víctima.

Así, las lesiones pueden causar incapacidad permanente, absoluta, total o parcial y esta clasificación será parte de los elementos a tener en cuenta para determinar la indemnización que corresponda a la víctima.

La parte emocional

Ahora bien, todo lo anterior forma parte de las denominadas lesiones físicas, pero una persona víctima de un accidente de tráfico además de éstas, también se ve afectada a nivel psicológico, y la atención de éstas es tan importante como la de las primeras.

Cuando las lesiones han sido tan graves que ocasionan la incapacidad de la persona en un nivel importante o tienen consecuencias estéticas, además de atender a los asuntos de Abogados Cáceres, papeleo, solicitudes y demás pasos para obtener su indemnización, es fundamental atender a los efectos psicológicas del mismo.

En algunos casos, ni siquiera hace falta un accidente tan severo para causar traumas psicológicos en la víctima, y es por ello que, en todos los casos es indispensable ofrecerle la atención necesaria por parte de un especialista que le ayude a detectar sus temores, traumas o síndromes desarrollados a partir del accidente.

En este sentido, desde el punto de vista emocional las consecuencias del accidente varían en cada persona, pero de forma común siempre se hace presente el temor de que este vuelva a ocurrir y en el mejor de los casos, este a su vez sirve de motivación para que la persona sea más precavida en el futuro.

Pero en casos más severos, los problemas podrían trascender  produciendo fobias, pesadillas, falta de sueño, ansiedad, depresión, estrés, trastornos alimenticios, entre otros.

Por tanto es importante que la atención psicológica se ofrezca tan pronto como la víctima esté en capacidad de recibirla y a su vez, se aproveche para determinar si los asuntos legales y procedimentales necesarios complicarían el estado emocional de la víctima.

Abogados en Cáceres