¿Por qué se endurece el pedal del embrague de mi coche?

Cuando la sensación del pedal del embrague en un automóvil cambia, este es un síntoma que indica que algunos equipos no están funcionando correctamente. Ya sea que el pedal del embrague esté duro o que a veces se vuelva muy suave, es difícil para usted alcanzar su estado original.

A veces puede que tengas que empujarlo más fuerte de lo habitual, de lo contrario puede hacer un sonido y emitir un olor a quemado, lo que provocará más alarmas. En cualquier caso, este es un aviso para visitar el taller o despiecesde donde podrás encontrar todas las piezas que necesitas para solucionar este problema.

Pedal de embrague duro: algunas razones

Si estas pisando el pedal del embrague y te das cuenta de que debes aplicar más presión de lo normal. Podría deberse a:

Fallo del selector: En la mayoría de los casos cuando esto sucede, solo es suficiente lubricar o limpiar bien las piezas. Si la situación continua es necesario colocar uno nuevo.

Desgaste del disco de embrague: cuando hay un pedal de embrague duro, el disco de embrague puede desgastarse de manera muy notaria. Por lo tanto, debe instalar uno nuevo.

Además de estos serios problemas con el pedal del embrague, puede haber otras alarmas de falla del embrague, que incluyen:

Ruido: Al cambiar de velocidad debe ser silencioso y suave. Por lo tanto, cuando escuche ruido, puede ser:

  • Control de la transmisión del embrague está mal ajustado o instalado incorrectamente.
  • Si hay un sonido fuerte cuando pisa el pedal, puede ser causado por el desgaste de la rótula de la horquilla del embrague. Aunque es grave, puede estar relacionado con el deterioro del rodamiento de empuje.
  • Cuando el ruido aumenta cuando se pisa el pedal, es probable que sea necesario reemplazar el anillo de sujeción.

Olor a quemado: Debido a la fricción del elemento de embrague se puede producir un olor a quemado. Cuando lo notes, te recomendamos apagar el motor y dejar que la temperatura baje para evitar que la placa de presión se agriete.

Problemas al cambiar de marcha: Los más habituales son fugas en el sistema hidráulico o conexiones mecánicas mal ajustadas.

Deslizamiento del embrague: cuando el automóvil gira sin aumentar la velocidad, se produce un deslizamiento. Debido a la grasa en el disco y al desgaste excesivo del sistema.

Los expertos recomiendan que si el automóvil deja de conducir cuando está en una marcha, ya sea en 3ra o 4ta, y suelta gradualmente el embrague mientras pisa el acelerador, y el automóvil no se detiene, significa que el embrague está presentando falla.

Para evitar todos estos inconvenientes, te recomendamos que trimestralmente realices un chequeo a tu coche para verificar el embargue.