Como mantener los neumaticos en buen estado

Los neumáticos juegan un papel fundamental en tu vehículo, porque de estos dependerá que tengas un buen rendimiento en el mismo. Para cambiarlos al mejor precio te recomiendo visitar el taller de neumaticos de Aurgi, porque allí encontrarás siempre las mejores ofertas.

Pero, puede que no sepas cómo mantener tus neumáticos a punto y evitar un desgaste disparejo en los mismos. Por este motivo, hoy te recomiendo seguir leyendo este post, porque aquí encontrarás unos consejos básicos para conseguirlo.

Consejos para mantener tus neumáticos en buen estado

Para que puedas mantener tus neumáticos en buen estado debes asegurarte de seguir unos consejos que resultarán fundamentales para hacerlo. Dentro de ellos están:

Mantén una buena alineación

La alineación es algo básico que debes considerar, en especial porque evitará que se produzcan desgastes laterales profundos. Este es un proceso que se debe hacer por lo menos una vez al año para garantizar que no tendrás problemas.

Pero, debes estar haciendo una revisión periódica de los laterales de las ruedas para detectar cualquier señal de desgaste. Si están demasiado desgastadas será el momento de llevar el coche al taller para una alineación, porque de lo contrario tendrás que cambiar los neumáticos de una forma prematura.

Rota tus neumáticos

La rotación es otro punto clave para mantener los neumáticos en buen estado, puesto que evitará que se produzcan desgastes disparejos. Gracias a la rotación se podrá evitar que los neumáticos del tren de arranque se desgasten prematuramente en tu vehículo.

Para conseguir el resultado esperado no debes hacer la rotación de derecha a izquierda, porque esto no servirá de nada. Siempre se debe hacer la rotación de adelante hacia atrás, y es aconsejable que se haga por lo menos una vez cada 3 a 6 meses para conseguir un desgaste totalmente parejo en los mismos.

Verifica constantemente la presión

La presión es fundamental, en especial porque esta debe ser la recomendada por el fabricante para evitar daños a los neumáticos. En todo caso, se aconseja estar revisándola cada 15 días para garantizar que sea óptima, y que así se esté produciendo un desgaste adecuado en los neumáticos.

Si la presión es muy baja, se aumentará la resistencia a la rodadura, y se desgastará el neumático mucho más rápido. Pero, tampoco debes colocar demasiada presión en tus neumáticos, en especial porque esto llevará a una deformación de los mismos lo que hace que tengas que cambiarlos cuanto antes.