tratamiento esclerosis multiple pastillas

Tipos de tratamiento esclerosis múltiple pastillas

tratamiento esclerosis multiple pastillas

Optar por un tratamiento esclerosis múltiple pastillas no es sencillo para los pacientes, debido a que la inexistencia de una cura definitiva, es un elemento que pone a prueba la esperanza de éste, y su interés por dar la batalla puede ir disminuyendo conforme vaya experimentando los síntomas.

Sin embargo, conviene saber que la medicina actual no es la misma de hace unas décadas y que son realmente impresionantes los avances que se han obtenido en la búsqueda de medicamentos que detengan los avances de la esclerosis múltiple.

De hecho, recientemente se conocieron los resultados de un ensayo realizado en fase III con un anticuerpo denominado ocrelizumab, el cual ofrece esperanzas a quienes padecen esclerosis múltiple progresiva, reduciendo el avance de la misma. Este evento no solo constituye un hecho relevante en el área científica, sino también para los pacientes, que hasta el momento no disponían de un recurso capaz de ofrecer tales resultados.

Ahora bien, existen dos formas de tratamiento según el comportamiento de la enfermedad. En este sentido, cuando surgen los brotes, se procede suministrando corticoides por vía intravenosa, con el fin de minimizar la intensidad de los mismos.

Asimismo, existe un tratamiento crónico que, si bien hasta ahora no ha permitido obtener la cura de la esclerosis múltiple, sí ha mostrado avances en la modificación del curso de esta. En virtud de ello, los fármacos recomendados además de procurar disminuir la severidad de los ataques clínicos, pretende reducir las afecciones sufridas en el cerebro y médula espinal.

Por otra parte, además de los brotes, los pacientes experimentan otros síntomas que requieren de atención particular, puesto que varían en cada persona y mientras que algunos simplemente mejoran teniendo en cuenta ciertas medidas higiénicas, otros requieren intervención médica profesional.

Es importante tener presente que, someterse a un tratamiento farmacológico no es un impedimento para intentar otras alternativas tales como la medicina natural o incluso, las prácticas derivadas de la fe de las personas. No obstante, es aconsejable evitar la automedicación y seguir las recomendaciones que los profesionales hagan al respecto, puesto que ellos solo esperan garantizarnos el mejor estilo de vida posible.