Talleres mecánicos para reparar frenos en Granada – Escoger a alguien confiable

Todo dueño de un vehículo ha sufrido de cierta aprehensión de escoger un nuevo profesional para el mantenimiento de su coche. Al fin y al cabo, un servicio deficiente podría ser apenas una solución temporal que resultaría en más gastos e inconvenientes a lo largo del tiempo.

Sin embargo, es difícil saber quién puede ayudarnos de forma eficiente si nosotros mismos no tenemos la menor idea de mecánica. Basta con tener conocimientos básicos sobre ciertas áreas: así podremos entender que nos dice y preguntar si algo no encaja. Asimismo, esto permite que sepamos cuando conviene hacer una visita a los talleres mecánicos para reparar frenos en Granada.

Una breve introducción a los frenos: ¿Cómo funcionan y cuándo repararlos?

Si bien es cierto que hay varios tipos de mecanismos, hoy en día se ha reducido básicamente a dos modelos en la mayoría de coches, por lo cual es más sencillo saber las acciones a realizar. Estos son:

  • De tambor. Es un tambor giratorio conectados al eje de las ruedas, que se frena al presionar unas zapatas contra el mismo. Este modelo ha caído en desuso, debido a que no disipa el calor eficientemente y disminuye la capacidad de frenado.
  • De disco. Posee un disco que se conecta directamente a la rueda y unas pastillas con mucho rozamiento que se adhieren a la superficie para disminuir su velocidad. En este, el calor se disipa rápidamente, manteniendo su eficiencia por más tiempo.

Los primeros suelen sufrir riesgos de deformarse o romperse, mientras que los segundos suelen requerir únicamente el cambio de las pastillas. Esto se debe a que el disco solo se dañará en circunstancias extremas. Por ejemplo, haber sido mal instalado o frenar en bajadas.

Igualmente, es conveniente que sea un experto el que se encargue de cambiar estas piezas para evitar desperfectos. Si no has cambiado el disco en varios años, pídele que revise sus condiciones para buscar grietas o que se haya alisado.

Lo más común es que para los frenos de disco, solamente se sustituyan las pastillas; y que el disco solo se cambie en varios años. Esta sencilla referencia nos ayudará a saber si el consejo del mecánico es adecuado o no.