centro infantil

Sus primeros años en un centro infantil o en casa?

 

Para algunos no es una opción, pero hay padres que deben decidir si dejar a sus críos desde temprana edad en un centro infantil o, por el contrario, que pasen esa etapa inicial en casa al cuidado de algún miembro de la familia o contratar a una niñera. Definitivamente es algo que debe analizarse con lupa porque se trata de la base de nuestros pequeños.

La mayoría de las madres desearían quedarse en casa con sus niños, pues lucen tan indefensos que el instinto de protección dispara una alarma, cual animal que pretende defender a sus cachorros de cualquier adversidad, eso quiere decir que es algo natural, no obstante, tampoco es que están en medio de una selva ante peligros devastadores que puedan acabar con su existencia, por lo tanto, no se trata de un acto de abandono, simplemente se ha de determinar qué resulta más conveniente para todos.

Lo principal es dilucidar qué es lo mejor para el pequeño, nadie puede decir que una opción es mejor que la otra, porque todo depende de las circunstancias, posibilidades y condiciones en torno al infante. De todos modos, intentaremos dar un breve resumen de lo que implica cada una de esas alternativas.

Centro infantilcentro infantil

Se suele llevar a cabo en unas instalaciones adecuadas para la atención de los pequeños, el ambiente es preparado para su confort, distracción y hasta para su formación. Se evita todo tipo de riesgo y el personal está capacitado para cumplir las tareas que le corresponda con pedagogía, paciencia y psicología, además cuentan con recursos educativos y recreacionales acordes a la edad de los chicos.

Sin embargo, podemos decir de la opción anterior, que la atención no será exclusiva, se debe velar simultáneamente por el cuidado de varios menores presentes. Algunos van enfermos y contagian a los otros, pueden pelear y ocurrir algún incidente, no obstante, esa misma interacción los ayuda a desarrollarse como seres sociables y más seguros de sí mismos.

Atención en casa

Seguramente el  afecto que reciben es mayor, suelen enfermarse menos durante esa etapa, pero algunos médicos consideran que desarrollan menos defensas y cuando se exponen a otros ambientes tienden a tener problemas con el sistema inmunológico.

Las personas a cargo de los niños tendrían menos tiempo para ocuparse de sí mismas y no siempre tienen los conocimientos adecuados para propiciar una formación ideal.