Reemplazo de materiales con amianto

 

amianto

El hombre, en busca de mejorar su calidad de vida, ha logrado la invención de impresionantes construcciones, medios de transporte como ferrocarriles, barcos y coches, así como servicios, considerados básicos hoy día: agua y electricidad. Aunque el uso de todos esos es de gran ayuda para la sociedad, pocas personas conocen los materiales que los componen. El amianto es uno de estos; sin embargo tiene ventajas y desventajas.

En principio, el amianto, también llamado comúnmente asbesto, es un elemento sólido, el cual es utilizado como materia prima para la elaboración de materiales de construcción. Esto se atribuye a sus propiedades: mayor resistencia mecánica, baja conductividad térmica y resistencia a la corrosión.

Dichas ventajas, se encuentran en las fibras que lo constituyen y de acuerdo a la facilidad de su liberación se considerará el material friable y no friable. En el primer caso, solo será necesario ser manipulado por el humano sin ningún tipo de herramientas, al igual que por la interacción del mismo con el aire, a una velocidad determinada, vibraciones o colisiones que generen una fractura.

Por otro lado, en el segundo caso, se requiere la acción de por lo menos una herramienta. De allí, que el uso del amianto dependerá de su friabilidad, siendo el mencionado en primer lugar el más perjudicial.

Las aplicaciones más comunes de materiales con amianto son: aislantes (térmicos, acústicos y eléctricos) y refuerzos para lograr mayor resistencia del material en cuestión, un ejemplo simbólico es el fibrocemento.

Otros materiales de gran demanda a base de este compuesto son: telas asfálticas, losetas termoplásticos, tejidos (colchones, mantas, guantes, delantales), revestimientos de hornos y calderas.

A pesar de los importantes aportes del amianto, su uso ha sido erradicado en muchos países del mundo, sustituyendo lo ya existente por otro tipo de material, esto se debe a que origina enfermedades al ser humano (cáncer pulmonar y asbestosis), como consecuencia de la inhalación de las fibras que libera.

En tal sentido, cuando se va a retirar material con asbesto se debe recurrir a expertos en el tema, de modo que tengan todos los equipos de protección para el personal que sean necesarios, así como la formación pertinente sobre las técnicas de manipulación, ya que si no se realiza correctamente pueden ver afectada su salud.