Industria automotriz como potenciadora del automatismo

Hoy en día las organizaciones de mayor competencia en el sector automotriz se encargan de potenciar constantemente el automatismo. Este esfuerzo tiene como objetivo ofrecer al público consumidor un producto mejorado, garantizar altos estándares de seguridad y calidad a través del incremento de materia prima efectiva para el proceso de ensamblaje, manufactura, etc. De esta forma, asegurar la obtención de beneficios mediante el automatismo.

Los automatismos constantemente brindan soluciones prácticas en el área automotriz, desarrollando mayor calidad y aumentando los niveles de producción de forma permanente.

El sector automotriz siempre será reconocido como punto de referencia cuando se habla del automatismo, utilizado para optimizar los procesos de fabricación. Una de las técnicas más conocidas se conoce por el término Fordismo, este método serializa los procesos de fabricación obteniendo como resultado productos estandarizados.

automatismoHan surgido muchas técnicas para cumplir con las demandas del creciente mercado industrial. Toyota es el mejor ejemplo, dando a relucir innovadores conceptos que llevan arraigados la automatización. El sistema Ohnoismo trajo consigo muchos cambios dentro del sector, tales como JIT, control de actividades mediante estadísticas e incorporación de sistemas como taylorismo.

Como consecuencia de los avances constantes que tienen las industrias actualmente, el efecto de innovación ha llegado a cada sector industrial. Muchos migraron al campo manufacturero, debido a los nuevos requerimientos y la fuerte necesidad de automatizar actividades que antes eran desempeñadas por seres humanos, ahora las ejecutan sistemas electromecánicos e inteligencia artificial ahorrando fondos que antes eran destinados para cumplir con el pago de los trabajadores.

Es un hecho que los avances de automatización y automatismo continúan aportando múltiples beneficios a las empresas que deciden invertir e implementar dichos sistemas, obteniendo como resultado final un aumento significativo en el área de producción y una mejora contundente en los niveles de calidad.

Todos estos logros se deben al incremento en los tiempos de producción, la programación automática de la misma, la normal ejecución de procesos y productos, reducción constante de desechos y residuos y por supuesto márgenes de error casi nulos.

Aunque los costes de inversión para agregar las técnicas de automatismo en una empresa pueden ser muy elevados los resultados son visibles de forma inmediata.