Elevador de coches: todo lo que debe saber

elevador de cochesEste dispositivo revolucionó la manera de arreglar los autos, ha permitido llegar a lugares donde antes era muy complicado el acceso a piezas para su reemplazo. El elevador de coches, además de ser utilizado para la mecánica en general, también lo usan los expertos en alineación y cambio de neumáticos.

Los elevadores son grandes herramientas que se utilizan para subir objetos pesados y en el siglo XI el maquinista Richard Dudgeon invento el elevador de columna. El modelo que este presentó fue el resultado de realizar ajustes quitando el gato de rosca.

Su funcionamiento está inspirado en el principio de Pascal, quien determinó que “la presión ejercida sobre un fluido poco compresible y en equilibrio dentro de un recipiente de paredes indeformables, se trasmite con igual intensidad en todas las direcciones y en todos los puntos del fluido”. Este fue un avance en cuanto a mecánica se refiere, ya que en épocas anteriores se suscitaban accidentes por aplastamiento al no poseer un dispositivo tan avanzado.

La disposición de los cilindros en este tipo de elemento, ayuda a distribuir la energía necesaria para elevar la carga, trasmitiéndola a través de una bomba con motor de accionamiento y haciendo pasar el fluido para ejecutar el ascenso.

No solo existe este tipo de elevador, se pueden encontrar también: De tijera que está compuesto por dos brazos dispuestos en forma de X que aporta mayor equilibrio. De cuatro columnas, este consiste en pilares colocados en las cuatro esquinas, los cuales soportan una plataforma.

Cuando quiera elegir un determinado tipo para su taller, es recomendable que tenga presente las siguientes características: material con el que está elaborado, altura de elevación, peso que puede soportar, uso determinado, qué sistema de seguridad ofrece y, lo más importante, la garantía. Únicamente expertos conocen las especificaciones de cada uno de los elementos, por lo que se debería acudir a ellos para adquirir cualquier modelo.

Un taller es una inversión que si se cuida y analiza cada paso que se da, puede dar muy buenas recompensas, es notable el crecimiento de la población que posee coches y con ello se crea la necesidad de repararlos. Para hacer esta tarea menos complicada todo taller debe contar con un elevador de autos de alta calidad.