destrucción documentación confidencial

Destrucción documentación confidencial: garantes de la seguridad de los datos

destrucción documentación confidencial

La realización de muchos trámites de la vida moderna como firma de contratos, apertura de cuentas bancarias, compras a créditos, etc. lleva a la gente a dejar información íntima en manos de distintas empresas, entidades financieras, locales comerciales y clínicas, solo por nombrar algunos. Dichas instituciones, públicas o privadas, están obligadas a proteger los datos y son responsables de que se efectúe la destrucción documentación confidencial.

La ley obliga a mantener los soportes de las transacciones y los documentos que puedan servir de pruebas legales, en caso de requerimiento de un juez, por un determinado tiempo. Al final de ese periodo no es práctico conservarlos, sobre todo, por razones de espacio.

La confidencialidad de la información indica que esos papeles no pueden ser desechados con la basura ordinaria, porque se correría el riesgo de que cualquiera pudiera revisarlos y cándida o intencionalmente divulgara su contenido. Por el contrario, deben destruirse a cabalidad, pero, las compañías, por lo general, no tienen un departamento dedicado a tal actividad.

Afortunadamente existe quien destruya documentos

Para superar esas situaciones, en el mundo empresarial de hoy se han creado compañías especializadas, con personal formado y comprometido a hacer una labor eficiente y segura. Ellos se encargan del transporte del material a sus instalaciones en sus propios vehículos y disponen de la maquinaria que permite reducir a finas tiras cualquier hoja de papel.

Contratar los servicios de una de estas empresas tiene las siguientes ventajas:

  • El contenido no es importante para el personal que lo maneja, ya que, presumiblemente, no conocen la identidad de los involucrados.
  • Ellos saben explícitamente cuál es su función y han firmado convenios con la corporación que los emplea respecto a la seguridad de la información.
  • Ejercen el control desde el momento del retiro, durante el traslado y la ejecución del trabajo. Posteriormente emiten una certificación que confirma que la confidencialidad del material manejado no ha sido vulnerada.

En el medio corporativo la destrucción de documentación confidencial es una de las garantías que se da a clientes, empleados, socios y proveedores de la seriedad con la que se manejan sus datos privados.