Claves para hacer un buen vídeo corporativo

La producción audiovisual es de los materiales de marketing más preciados y que mayor éxito tienen a la hora de promocionar las bondades y ventajas de una empresa. Es por ello por lo que un buen video corporativo puede ser una excelente solución para transmitir a clientes, inversores y a los propios miembros de la empresa los valores y el trabajo que se realiza desde la corporación, pero, ¿qué debe tener todo buen vídeo corporativo para que cumpla su función didáctica y promotora?

Incide en el mensaje

El vídeo corporativo puede estar repleto de recursos audiovisuales perfectamente ejecutados, imágenes bellísimas y efectos sorprendentes, pero si no dicen nada, si no aportan algo a la ecuación, de poco nos sirve un video de tanta espectacularidad.

A las imágenes, que esto no quita que deben ser cuanto menos llamativas, le debe acompañar un guion, un mensaje que, tras la visualización completa, permanezca en el imaginero del espectador.

Por ello, las personas encargadas de la realización del vídeo promocional deben saber de antemano qué mensaje quieren transmitir, y extrapolarlo a cada fotograma del vídeo, para que quien lo vea se impregne adecuadamente de la intencionalidad de la empresa.

Puede ser darse a conocer entre el público, poner en valor su trabajo en la industria, anunciar nuevas acciones o simplemente recordar, como hace Coca Cola por ejemplo, que son una opción potente en el mercado: el/los realizador/es deben trabajar con el objetivo deseado en mente.

Usa una técnica narrativa / visual acorde

Cada mensaje a transmitir cuenta con diferentes estilos adecuados para ello, pero también otros tanto que no van acorde al sentido que se le quiere dar al vídeo corporativo. Mensaje, guion e imágenes deben casar para una mayor y mejor asimilación tras el visionado por parte del espectador.

Por ejemplo, los vídeos instruccionales (donde se explica el uso de una herramienta o producto) funcionan mucho mejor con animaciones o mostrando solo las manos del actor con voz en off, enfatizando así el producto frente a su usuario y focalizando el mensaje en cómo se usa sin otras distracciones.

Storytelling

Los espectadores retenemos mejor los mensajes cuando forman parte de un todo, de una historia. Por ello, si convertimos nuestros mensajes corporativos como parte de una narrativa que transmita mucho más que: somos X marca, tendremos más posibilidad de entrar en la memoria colectiva.

Desde la música que acompaña a las imágenes, hasta cómo interactúan los actores en ellas es importante para crear un video promocional impactante. Un recurso habitual y práctico en este sentido es utilizar la vía del testimonio de diferentes usuarios teatralizados como forma de transmitir los valores de tu marca. Cuanto más se puedan identificar los espectadores con los actores, más probabilidades de que recuerden tu mensaje.

Post producción

Tan importante como lo que hacemos es lo que finalmente mostramos. Precisamente porque esa canción en ese momento justo consigue enfatizar el mensaje, porque esa ralentización permite detenernos en lo que está ocurriendo mejor que en tiempo real, entre otros ejemplos, es importante que el video se trate profesionalmente una vez se acabe.